¡Bienvenid@!

No olvides votar por nosotros. El foro necesita de tu ayuda para crecer.
Conectarse

Recuperar mi contraseña









Enlaces Rápidos






Ambientación

Pasa el ratón por encima para desplazar la información.
















Administración

Reina
MP - PERFIL
Últimos temas
» Lyurand Terris [Normal]
Miér Sep 17, 2014 5:15 am por Invitado

» Kagami no Sekai
Dom Mar 09, 2014 7:17 pm por Firo Prochainezo

» La ficha del dragon
Jue Mar 06, 2014 1:03 pm por Aemon Targaryen

» The Snow Queen
Miér Mar 05, 2014 4:55 am por Elsa

» estado foro
Jue Feb 06, 2014 12:41 pm por Afiliación

» {Cambio de botones} Afiliado élite Amaranth
Dom Dic 29, 2013 11:45 pm por Invitado

» Más que una cena (Privado/R+18)
Mar Dic 24, 2013 1:50 am por Louise Biel Germania

» Un último té (Privado / R+18)
Dom Dic 22, 2013 5:12 am por Maria Beilschmidt

» Helado para dos (Privado)
Jue Dic 19, 2013 10:06 pm por Cecilia Vargas

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 21 el Miér Mayo 07, 2014 12:07 am.




Élite

SSTL RXJ DarkRomance Ao no Yume Kuroi Bara Pandora Shin Seiki Heaven's Feel Etherion Infernal Apocalyptic Amaranth Mundo Mágico Latino The History of Camelot Door To Averno Photobucket Bleach Legend Story Shinobi Sensu Pokémon, the Last Challenge Sword Art Online Proyect Fuck Off PsicoticHetalia Crear foro Etoile Ao no Exorcist Rol Medieval Aladria No More Panties! Forbidden City Sekai Hana Criminal Project Bleach Legend Story  photo 88888888_zpsb8821a0a.png




































Créditos&Copyright

Skin diseñado por Skaôi de SourceCode. Licencia de Creative Commons
Ragnarok: Royal Wars is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Saluden a su Rey yakuza~

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Saluden a su Rey yakuza~

Mensaje  Nura Rihan el Dom Feb 24, 2013 12:35 am

Nombre del User: Muahahaha >8D (?)

Serie: Nurarihyon no Mago.

Nombre original del personaje: Nura Rihan.

Nombre del Personaje: Nura Rihan.

Apodos: Viejo pervertido, supremo comandante, yakuza, borracho, etc(?).

Raza: Es uno de los grandes youkai legendarios, uno de los primeros Kyuubis.

Rango: Caballero de la Reina.

Descendencia: -

Descendiente: -

Edad: Tiene aproximadamente 6700 años, pero aparenta 34-35 años.

Sexualidad: Heterosexual.

Descripción psicológica: A primera vista y completamente fuera para lo que se esperaría del rey, Rihan es un tipo sumamente vago, despreocupado y mujeriego como para mantener el cargo. Es de los que prefieren pasar la vida tranquilamente bebiendo sake y fumando con compañía de bellas mujeres en vez de estarse dedicando a alguna tarea diplomática o cosas por el estilo (las cuales muy rara vez hace). Podría decirse que representa muy bien al clásico kyuubi que gusta de jugarle bromas pesadas a los demás y siempre se sale con la suya.

No obstante, al ser el cabecilla de un importante grupo yakuza, "El Desfile Nocturno de los 100 Demonios" original, no siempre puede darse el gusto de pasársela de vago el mes completo. Al momento de dirigir escuadrones a la guerra, demuestra todas sus aptitudes como comandante y todo el poder que es capaz de desplegar. Se vale principalmente de su astucia de zorro junto con su gran poder y la experiencia de sus siglos (milenios) de vida. Sabe cuando es el momento exacto en el que debe atacar y cuando mantenerse calmado. No tiene prisas y siempre sabe esperar para que las cosas salgan como lo planea.

Pese a que siempre se mantiene con una actitud relajada de la vida, hay que tener cuidado de no hacerlo enfadar, pues su ira es algo que nadie quiere invocar.

Descripción física: Alto acorde a la edad que aparenta, de complexión atlética y una musculatura bien moldeada, sin llegar a los extremos. Su piel es extremadamente blanca, la cual contrasta con alguna que otra cicatriz de batallas anteriores y sus clásicos tatuajes yakuza en la espalda. Su cabello es largo y negro como la noche. Últimamente se ha estado erizando hacia atrás hasta quedar fijo, casi como si no le afectase la gravedad. Debajo de toda la mata de cabello tiene una pequeña coleta de caballo. Sus ojos son de un ambar un tanto apagado, y siempre se le verá usando kimonos sencillos y vestimenta tradicional de los Kyuubis, tirando al estilo oriental.

Imagen:
Spoiler:













Posesiones: Su gran mafia yakuza, todo tipo de armas y su inseparable kiseru.

Habilidades:
-Al ser un kyuubi puro, es capaz de usar ilusiones. No obstante, su tipo de poder no radica en ninguna base mágica ni nada por el estilo, sino que el suyo en particular se conoce como "Miedo".
-Tiene una gran habilidad con la katana, está tan familiarizado con esta que casi es como una parte de su cuerpo.
-Su forma de kyuubi es inmensa. Un enorme zorro blanco de nueve colas el cual supera los 30 metros de alto. Muy rara vez se transforma, ya que cuando lo hace tiende a destruir todo sólo por la energía que mana de él... y su propia torpeza al moverse siendo tan grande, pero cuando toma esta forma, es imparable.

Debilidades:
-Sigue siendo descendiente de demonios, por lo que el agua bendita le afecta.
-También se ve afectado por objetos que contengan una gran cantidad de energía sagrada, y se le dificulta mantenerse por mucho tiempo en lugares sagrados como templos.
-Su familia es una de sus debilidades. Tanto su familia biológica como su familia yakuza, puesto que todos los miembros de su clan y su mafia son parte de su familia, como ha dicho algunas veces.
-Le tiene TERROR a su suegra. Y a veces incluso le teme a su esposa y su hija Mirajanne cuando se ponen en ese plan aterrador.

Un poco de su historia: Descendiente directo de la primera generación oficial y completa de Kyuubis de nieve, Rihan desde temprana edad (tomando en cuenta que es un youkai milenario, por ahí de 300-400 años cumplidos) mostró una gran capacidad de liderazgo y manipulación mental, lo que lo llevó a ser el fundador y líder actual del todavía vigente, primer y original Desfile Nocturno de los 100 Demonios. Un grupo yakuza con un gran poder durante la época de Ragnaroks anteriores, el cual constataba en ese entonces de 100 youkais liderados por Rihan. Muchos Fénix le hicieron reiterados ofrecimientos para unirse al bando de ellos, puesto que quien contara con su fuerza realmente tendría una gran ventaja para ganar la guerra. No obstante, Rihan continuaba rechazándolos constantemente, puesto que si se unía a alguno de ellos se perdería el sentido por el cual formó el Desfile Nocturno.

Él no estaba hecho para seguir las reglas, ellos eran yakuza, una mafia muy importante que tras de todo incluso en algunos momentos se oponía a los Fénix. Justamente fue un día en el cual organizó a su cuadrilla para dar un golpe a los Fénix ahora que estaban ocupados con la guerra, de los 73 hijos de la Reina que se disputaban el trono sólo quedaban 28, era el momento perfecto para atacar y tomar ellos la ventaja para acabar con la dinastía de gobierno de los Fénix. Habían acordado atacar a una de las hijas menores, Cordelia, puesto que parecía ser un blanco fácil y al matarla tendrían a todas las miradas de los demás para anunciar el final de su era.

Sin embargo, las cosas no resultaron como Rihan lo había esperado, y tras una desafortunada cadena de eventos, perdió a muchos de sus hombres y él mismo quedó literalmente entre la espada y la pared a manos de Cordelia, una mujer que parecía llevar puesta siempre una máscara de hierro inexpresivo en lugar de un rostro habitual. Rihan sintió la muerte susurrarle al oído y cerró los ojos con tranquilidad, dispuesto a aceptar su derrota y la muerte. Pero entonces Cordelia le habló, y le propuso el dejar vivos a sus demás hombres a cambio de que él se convirtiera en su caballero y le prestara su poder.

Ante ese trato, Rihan aceptó únicamente por el bien de sus hombres, y tan pronto lo hizo sintió el ardiente filo del metal perforando todo su abdomen en una rajadura bestial. En su momento la odió, a aquella mujer despiadada que sin pensarlo dos veces lo apuñaló para así dejarlo en “condiciones necesarias” para el rito de transformación. Aunque luego de servirle y pelear a su lado durante los años restantes de la guerra, se volvió más cercano a Cordelia, y para cuando se dio cuenta ella había ganado y era ahora la nueva Reina. Una Reina que heredó un enorme problema que resolver entre el mundo terrenal y el Infierno.

En medio de todo el conflicto, sorpresivamente Cordelia le pidió que se casaran, a lo que Rihan, aún perplejo, aceptó, dedicándole un adiós de momento a sus amantes de turno (de las cuales, una ya esperaba un hijo suyo, sin estar dentro de su conocimiento todavía). No supo bien el motivo de su ahora esposa, puesto que estaba seguro de que ella no sentía lo mismo que él, pero decidió aprovechar su oportunidad y conseguir su objetivo.

Poco tiempo pasó para que fuese enviado a una parte del territorio para defenderlo de los ataques de los Demonios, y allí se desató con furia la mayor parte de la guerra. Él marcó la diferencia y logró mantenerlos a raya para que no invadieran demasiado espacio en el mundo terrenal, y cuando finalmente los Demonios emprendieron la retirada un día, supo que el asunto se había acabado, o al menos de momento.

Al regresar al castillo, se topó con la sorpresa de que Cordelia había tenido una hija suya. Pero su sorpresa fue más grande al ver que había mantenido a la niña encerrada en una torre, lejos de todo contacto con cualquier ser viviente y privada del “cariño” de su madre, aún cuando ella había podido ir a visitarla cuando quisiera.

La primera vez que fue a conocer a la pequeña, notó que pese a ser una niña apenas sus ojos no mostraban ningún brillo de vida propio de una pequeña de su edad, sino que estaban opacos, como si no estuviese viva y fuese una simple muñeca de porcelana con ese vestido tan arreglado y esa piel tan pálida. La primera conversación que tuvo con ella seguramente jamás la olvidaría. La saludó amablemente y le explicó que él era su padre, seguidamente le preguntó su nombre, a lo que ella contestó de una forma bastante inexpresiva y corta con “Mirajanne”. Rihan intentó hacer conversación, pero la pequeña no parecía estar muy dispuesta a seguirle la plática, o mejor dicho, no parecía muy acostumbrada a ella, y al preguntarle por el motivo, Mirajanne le dijo que se sentía extraña porque era la primera vez que hablaba con alguien. Ante esto, de inmediato fue a ver a Cordelia y pedirle una explicación sobre el por qué semejante trato a la pequeña, pero por más que insistió ella no le dio mucha información. Algo tramaba, y era algo lo bastante significativo como para que quisiera ocultarle tal información.

Pasó el tiempo y se cansó de ver como su pequeña hija cada vez se volvía más y más una muñeca sin emociones al estar recluida en esa torre, con la única compañía de sus libros. Le dijo a Cordelia que se la llevaba con él, y al ver que ella ni siquiera opuso resistencia alguna, fue directo a sacar a Mirajanne de la torre y la llevó a la aldea oculta de los zorros blancos de las nieves, ya habiéndose llevado previamente a su otro hijo a vivir con ellos. Allí trató de hacer que ambos hermanos se llevaran bien, pero Soushi aún se veía un poco reacio ante la llegada de la “intrusa”. Por otra parte, Mirajanne trataba de habituarse al nuevo espacio, descubriendo en vivo y en directo cosas que hasta el momento sólo conocía de los libros.

Pasaron unos cuantos siglos allí en los que Mirajanne se familiarizó con las costumbres tradicionales de los Kyuubi y aprendía más a expresarse y relacionarse con los demás, olvidándose de su relación con la familia real hasta que un día, debido a un incidente, Cordelia envió a sus hombres para llevarse a la pequeña de regreso a la seguridad de las paredes del castillo. Pero Rihan sabía que no lo hacía por el bien o la seguridad de ella, sino por guardar las apariencias o incluso para otros fines que quizá él desconocía.

Pasó mucho tiempo sin saber de su hija, y se dedicó a enseñarle a Soushi nuevas tácticas y prepararlo por si algún día quería formar su propio escuadrón de yakuza. Así mismo, aumentó el número de su ejército hasta sobrepasar los mil, manteniendo siempre el nombre de los 100 Demonios.

Con el paso del tiempo ganaron más y más terreno, tuvo otra hija con la mujer que dio a luz a Soushi y procuró estar lo más presente posible con Koko, la nueva integrante de la familia, para así tratar de enmendar los errores que cometió con los otros dos al no saber que habían nacido. Ni se molestó en ocultar todo el asunto a los ojos de Cordelia, puesto que para ese entonces ya se habían separado y ella misma había estado teniendo hijos con cientos de hombres para así formar a la nueva generación de Fénix.

Un día que Rihan decidió pasar por el castillo a ver a su hija, se encontró ahora con la inesperada sorpresa de que la habían casado con un desgraciado hijo de Satanás y que posiblemente no volvería a verla hasta quién sabe cuándo. Estuvo a punto de invadir él mismo el Infierno para ir a sacarla, pero sus propios hombres lo detuvieron antes de que cometiese una estupidez que desencadenaría otra guerra. No le quedó otra más que resignarse y esperar por su regreso cuando esos Demonios así lo quisieran, y nuevamente se dedicó a la tarea de estrechar lazos con nuevos aliados y aumentar el poderío del clan para así estar bien preparados en caso de alguna guerra inesperada.

En algún punto del tiempo Rihan dejó de percatarse del flujo de este y se dio unos años para descansar pacíficamente. Se relajó mucho más y aquello generó una paz en todo su escuadrón, puesto que significaba menos trabajo y más tiempo para no hacer nada.

Tan pronto supo que Mirajanne estaba de regreso, fue a verla y a conocer a su nieto, el primero que tenía, puesto que ni Soushi ni Koko le habían dado ninguno aún. Pero el pequeño Mukuro no vivió por mucho tiempo, ya que un desafortunado atentado acabó con su vida. Buscó junto con su devastada hija al asesino por todos los rincones del reino, y entonces se percató de algo extraño: los más sospechosos Fénix no tenían absolutamente nada que ver, los investigó a fondo pero no guardaban relación alguna, pese a que Mirajanne estaba convencida de que así era. Por otro lado, observó en la actitud de Cordelia algo diferente, y supo que ella sabía algo. Pero no se lo iba a decir, eso estaba seguro.

Sin más pistas ni rastros qué seguir, se dedicó a observar a la Reina desde la distancia, con paciencia y disimulo, esperando descubrir qué era lo que tanto tramaba desde que le pidió la primera vez que se casaran. Pero era imposible ver a través de sus intenciones, había dejado todo cubierto y ni él, que posiblemente era uno de los que más la conocían, podía descifrar nada.

Siglos más tarde, ya habiendo dado a luz a los últimos Fénix de momento, Cordelia volvió a pedirle que se casaran, y como la primera vez, Rihan aceptó sin poner peros. Estaba decidido a aprovechar esta oportunidad para tratar de descubrir lo que tramaba, y aún no ha podido adivinarlo o tener una pista en concreto. Lo único que da por sentado es que se trata de algo a una escala mundial.

Curiosidades:
-Como todo kyuubi orgulloso de su raza, adora fastidiar a todo ser viviente que se cruce por su camino.
-Lo disimula lo más que puede con su actitud, pero es mucho más listo y observador de lo que aparenta.
-Debido a sus siglos de existencia, está un poco desfasado con las nuevas generaciones, por lo que algunas veces puede ser bastante anticuado.
-Sabe que ha fallado como padre al no poder estar tanto como hubiese querido con sus hijos, pero con el paso del tiempo ya ha aprendido a aceptar las cosas como son y lo único que le queda por hacer es mantenerles las puertas abiertas por cualquier cosa.
-Es un viejo pervertido, siempre va tras alguna chica linda, lo cual muchas veces hace enfadar tanto a su esposa como a su hija.
-Sabe lidiar "medianamente bien" con asuntos diplomáticos en los que tenga que desenvolverse oficialmente como rey... pero nunca le ha gustado mucho ese asunto de la realeza.
-Mientras que su esposa impone las leyes, él las rompe. Ambos lo saben, y ella tampoco parece hacer nada al respecto.
-Es prácticamente la única persona lo suficientemente extraña como para lograr escapar de la lógica del mundo. Uno nunca sabe qué esperar de él.
avatar
Nura Rihan
Kyuubi

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 23/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Saluden a su Rey yakuza~

Mensaje  Reina el Dom Feb 24, 2013 12:40 am



avatar
Reina
Admin

Mensajes : 207
Fecha de inscripción : 10/05/2011

Ver perfil de usuario http://ragnarok-royal-wars.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.